Scroll to top

El «Black Friday», y las primeras compras de Navidad

Las últimas semanas del mes de noviembre se inundan de anuncios publicitarios, promociones, y olas de comerciantes y distribuidores. Responde al conocido “Black Friday” o “Viernes Negro”, extendido al “Cyber Monday” (“Ciber Lunes”).

 

El “Black Friday” tiene su origen en Estados Unidos. Consiste en una bajada de precios en los principales comercios durante el último viernes del mes de noviembre. Existen diferentes historias que explican esta celebración:

 

  • Con la finalidad de recuperar las pérdidas que los pequeños comercios sufrían durante el año, en cuanto, tras el día de Acción de Gracias y la época navideña, los comercios comenzaban a obtener beneficios y, de números rojos, se producían “números negros”.
  • Como respuesta a la crisis económica originada por dos grandes financieros de Wall Street (Jim Fisk y Jay Gould), que fracasaron en su intento de conseguir grandes beneficios y el mercado entró en bancarrota, a lo que se conoció como “viernes negro”.
  • Debido a que, el día 19 de noviembre de 1975, el periódico New York Times se refirió con el adjetivo de “negro” al caos vivido en Nueva York por los descuentos del día posterior a Acción de Gracias.

 

La globalización y la crisis económica, motivó la aparición del «Black Friday» en el comercio español, dando comienzo al inicio de la campaña de Navidad, a través de ofertas que se desarrollan durante diversas jornadas, hasta el siguiente lunes (“Cyber Monday”), adelantando así las compras navideñas.

 

En este año 2018, de acuerdo con los datos publicados por Cuponation, el gasto medio por persona se situó en 153,50 euros, frente a los 103,02 euros gastados el año anterior, lo que supone un incremento del 49%.

 

Al igual que en el año 2017, las categorías con mayor número de ventas han sido la electrónica, telefonía y tecnología; la moda y complementos; y la reserva de planes de ocio y entretenimiento. Concretamente, los artículos electrónicos reúnen el 39,6% del total de las ventas.

 

Sin embargo, los precios bajos que ofertan gran cantidad de compañías suponen un impacto significativo en el pequeño comercio, mermando la cifra de ventas y asumiendo menores márgenes de rentabilidad. Este hecho, según la agencia de calificación Moody’s, afecta negativamente al riesgo de crédito de las empresas, siendo recomendable seguir una estrategia en la que sólo se incluyan productos específicos, permitiendo así proteger esos márgenes.

 

De los datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadística, se observa que, en los últimos periodos, las ventas de los negocios en el mes de noviembre resultan cada vez más altas, dando comienzo a las adquisiciones navideñas. Resulta significativa la variación mensual de las grandes cadenas y superficies, frente a las pequeñas cadenas:

 

Gráfico 1. Variación mensual de la cifra de negocios (en precios constantes) (fuente: www.ine.es)

 

En el año 2015 y 2016, las grandes superficies fueron las únicas que aumentaron las ventas en noviembre con respecto al mes anterior (0,70% y 5,00% respectivamente). En el 2017, las ventas del penúltimo mes del año se incrementan en todos los negocios, siendo significativamente alta la variación experimentada por las grandes superficies (3,80% para pequeñas cadenas, 2,90% en grandes cadenas y un porcentaje del 14,80% en grandes superficies).

 

Del estudio de consumo que publica la consultora Deloitte, se arroja que, en este año 2018, cada hogar español gastará de media 601 euros en las compras de Navidad, con un significativo avance del comercio electrónico (27% del total), consolidándose el «Black Friday» como ocasión para adelantar las compras de esta festividad.

 

Related posts